Luna fragmentada



En un correo sin destinatario voy juntando las palabras que quedaron fragmentadas,
 trate de esconderlas, de no usarlas, pero están brotando de los rincones para atormentarme,
 que más se puede hacer en un sueño sin noche y una noche sin luna, 
que vagar en la oscuridad sin ver, ni sentir, solo oyendo palpitar el solitario corazón,
 como un estigma de vida que no se detiene.
 Remolinos de humo girando, se despiden a lo lejos, deshilando tus nudos,
 pasan las sombras de los días, solo me enternecen los abismos y los silencios que de todo me separan,
 solo quiero distancia para contemplar que todo se moverá aunque yo no este,
 soy una pieza muy frágil para sostener este universo, no me pidas que siga aquí

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado obscuro de la luna

Una noche celta

Historia de la mariposa y el papel